Wednesday, October 12, 2016

PARA LOS QUE JUZGAN... CREYENTES O NO CREYENTES



 

PARA LOS QUE JUZGAN... CREYENTES O NO CREYENTES


Cuenta una vieja historia de un sacerdote que vivía en frente a una prostituta. Cada vez que el sacerdote llegaba a su casa por la noche la prostituta iba saliendo a hacer su trabajo. El la miraba y sentía desprecio y odio. Ella no obstante lo miraba y sentía amor pues para ella el es un representante de Dios mientras que para el ella representaba el pecado. Cuando los dos mueren, ella termina en el cielo y el sacerdote en el infierno. El sacerdote muy indignado y resentido le pregunta a Dios, "¿Señor, ¿por qué después de toda mi vida al servicio a Ti me merezco el infierno cuando esa prostituta que se dedicó a pecar se merece el cielo?" Dios le contestó, "Cuando la veías a ella, tu juicio y resentimiento eran las condiciones del infierno y por lo tanto te lo ganaste. No obstante, cuando ella te veía a ti, se acordaba de Mi, y eso fue lo que necesitaba para regresar a Casa. Lo que ella hizo en el mundo no es importante, porque yo nunca la juzgue, de la misma manera que no te juzgue a ti, solo sentí en ella mi Amor. Mas que en ti, sentía tu odio, tu resentimiento, por lo tanto, estas en el lugar que tú has elegido."
Moraleja: nadie te va a juzgar por tus acciones lo mas importante es la intención de amor que pones en ellas, y culpabilizándote o culpabilizando a los demás por las situaciones estas invitando al ego, el odio y el resentimiento, mientras que si utilizas el perdón, el amor, el agradecimiento hacia cualquier circunstancia estaras siempre en paz contigo y con los demás.
Por eso los Koaches nunca juzgamos es uno de nuestros principios de vida... Salvo mejor parecer.

VÍCTOR HUGO VISVAL
Post a Comment